Inicio  ·  Aviso legal  ·  Accesibilidad  ·  XHTML 1.0  ·  CSS 2.1  ·  RSS  ·  Contactar
FacebookTwitterYoutube       
Buscar
 
 
Compartir en facebook

La zonificación de la reserva de biosfera de Menorca


  Total Superficie terrestre Superficie marina
Zonas de la reserva de biosfera Superficie % total Superficie % total Superficie % total
Zona núcleo 5.183,70 7,28 3.438,5 5,0 1.745,2 100
Zona de amortiguación 26.737,9 37,56 26.737,9 38,5    
Zona de transición 39.264,7 55,16 39.264,7 56,5    
Totales 71.186,30 100 69.441,1 100 1.745,2 100

Las reservas de biosfera están formadas por tres zonas bien diferenciadas:

  1. En la zona núcleo…
    Es primordial la conservación de los valores del patrimonio como la riqueza natural de ecosistemas y de especies. Coincide con el Parque Natural de s’Albufera des Grau.

  2. En la zona tampón…
    se hacen compatibles la utilización del territorio con la conservación de los atributos naturales y culturales más significativos. Coincide con las Áreas Naturales de Especial Interés (ANEIs), con los encinares protegidos y con otros elementos de protección establecidos por el Plan Territorial Insular.

  3. La zona de transición…
    comprende los espacios más transformados, de menos interés de conservación y en los que desarrolla la mayor parte de la actividad humana: son los núcleos urbanos y algunos espacios agrícolas.

La zona núcleo de la reserva de biosfera

Contiene los principales valores económicos de la reserva de biosfera y es el espacio natural que tiene la mayor protección legal de Menorca.

Se trata del Parque Natural de s’Albufera des Grau, Illa d’en Colom y Cap de Favàritx y, por lo tanto, tiene garantizada la protección a largo plazo del paisaje, los ecosistemas y las especies que allí viven.

Con 5.186 hectáreas (entre mar y tierra), pertenece a los municipios de Mahón y es Mercadal y comprende la mayor zona húmeda de Menorca, ambientes litorales, de interior, insulares y marinos.

La actividad humana también se desarrolla bajo control y, además de las acciones propias de un parque natural como la investigación, el seguimiento de fenómenos naturales y las actividades educativas y de sensibilización, también se llevan a cabo, en determinadas zonas, tareas propias del campo.

Se divide en 4 áreas: la de preservación, la de uso público limitado, la de uso público moderado y la de uso público intensivo.

La zona tampón de la reserva de biosfera

En esta zona hay 17 Áreas Naturales de Especial Interés (ANEIs), además de encinares protegidos y suelo rústico de alto nivel de protección definido por el Plan Territorial Insular:

7 en la región de Tramuntana
7 en la región de Migjorn
3 en el interior

La Vall (ANEI Me-2)

Tiene 3.125 ha y 11 km de litoral, sin núcleos de población próximos. Se accede a ella desde Ciutadella por la carretera de cala Morell.

Es una de las zonas mejor conservadas y más valiosas de Menorca.

El litoral es muy recortado, con grandes riscos, desfiladeros y playas de arena (Algaiarens, Cala Pilar), de gran interés para las aves marinas. Hay sistemas dunares y zonas húmedas –vestigios de ciénagas que fueron desecadas- y también algunos torrentes, como el del Bot, y charcas temporales, como sa Bassa Verda.

El interior es boscoso, con pino blanco y encina. Cobija una fauna diversa y numerosa tanto de pájaros forestales (cuclillo, reyezuelo listado, tordo negro) como aves rapaces (soter, milano) además de mamíferos (como la marta), reptiles y anfibios.

En ella se encuentran especies endémicas de flora, como el aro y el ciclamen balear.

volver al mapa

Litoral desde els Alocs hasta Fornells (Me-3)

Tiene 2.028 hectáreas y 25 km de litoral, entre los municipios de Ferreries y es Mercadal.

Es el mayor tramo de litoral virgen de Menorca y, por esta razón, está muy bien conservado. Contiene paisajes de gran belleza y una elevada riqueza de endemismos vegetales y animales.

Se trata de un litoral muy variado: a levante de cala Pregonda la costa es baja (a excepción de los majestuosos escarpados del Cap de Caballería); a poniente, se vuelve abrupta. En las playas de Pregonda, Binimel•la, Caballería y Tirant hay sistemas dunares bastante desarrollados, especialmente el de Tirant.

El suelo, muy poco permeable, facilita la acumulación de agua superficial. Hay varios torrentes: el de Binimel•là y el de es Mercadal son los más notables, alimentados en parte por las redes de drenaje de los campos de conreo.

El litoral rocoso es especialmente rico des del punto de vista biológico por su gran número de endemismos –en él se encuentran, por ejemplo, las cinco especies endémicas conocidas de socarrillo. En las islas Bledes y la de Sanitja hay dos subespecies de lagartija balear.

volver al mapa

Bahía de Fornells (ANEI Me-4)

Tiene 1.515 ha, incluidas dentro del término municipal de es Mercadal, bordeando la segunda mayor bahía de la isla.

Se trata de un conjunto paisajístico de primer orden, que incluye la totalidad de La Mola (al margen de levante), la Colàrsega, el margen de poniente (al sur de Ses Salines Velles) y los islotes de ses Sargantanes, es Revall, es Porros y Tosqueta.

El macizo carbonatado de La Mola, una península de 122 m de altura, está surcado por varios torrentes y la erosión ha excavado en él cuevas especialmente bellas, como la de els Anglesos y na Polida.

La marina baja de brezo y romero, junto con pinares de pino blanco y encinares –al sur del ANEI-, forman la vegetación. Dentro de la fauna que acompaña la marina, predominan los pequeños pájaros paseriformes. Las salinas de la Colàrsega son hábitats de especial interés para las aves limícolas; en las aguas de Fornells no es extraño poder observar el águila pescadora.

volver al mapa

Parque Natural de s’Albufera des Grau y alrededores (Me-5, Me-6 i Me-7)

En conjunto, forman una franja de más de 20 km de largo y 4 km de ancho, que cubre gran parte del litoral nororiental, desde s’Arenal d’en Castell hasta s’Albufera des Grau.

Es una zona relativamente humanizada, con algunas urbanizaciones muy cercanas (Addaia, Macaret, es Grau), pero que todavía conserva un patrimonio natural lo suficientemente valioso como para acoger en su seno al Parque Natural de s’Albufera des Grau.

El litoral es recortado, con numerosos arrecifes. Destaca la laguna costera de s’Albufera (de más de 70 ha y 3 m de profundidad máxima), alimentada por los torrentes de Puntarró y ses Bovals, y conectada con el mar por un canal que en verano se ve obstruido por las acumulaciones de arena del sistema dunar de es Grau.

Allí se encuentran formaciones de acebuche con lentisco y aladierno, alternadas con pastos y, en las zonas más ventosas, aparece la marina. Lo que más destaca es la riqueza en zonas húmedas, hábitats de especies de flora y fauna muy interesantes y variadas.

volver al mapa

Litoral de Mahón desde es Grau hasta la Mola (Me-8)

Tiene 2.105 ha. Se extiende al sur des del Parque Natural de s’Albufera des Grau hasta la bahía de Mahón y es adyacente al área rural de interés paisajístico (ARIP) de los vergers de Sant Joan.

El paisaje es característico de la zona de tramontana, con pequeñas cuestas separadas por cuencas relativamente anchas y cortas, por las que corren torrentes temporales como los de Binillautí o es Murtar. El litoral es alto y recortado, con numerosos acantilados, en la base de los cuales se han formado desfiladeros. Hay una sola playa arenosa, la cala Mesquida. El ANEI también incluye la isla del Rei, dentro de la bahía de Mahón.

Este tramo contiene muchos ecosistemas propios de zonas de tramontana: acebuche, marina de aladierno y formaciones litorales. Las más destacadas, por su abundancia, son dos: la marina de brezo y estepa, y el arrayán –una maquia que sólo crece en los valles y los umbríos.

Otro hecho destacable de esta zona es la presencia de endemismos vegetales bastante raros en Menorca, como el Apium bermejoi, una de las plantas más amenazadas de Europa.

volver al mapa

Litoral de es Castell y la costa de levante de Sant Lluís (Me-9)

Tiene 322 ha. Incluye la isla del Aire y el litoral de los municipios de es Castell y Sant Lluís, que aún era virgen cuando se aprobó la ley de espacios naturales en el año 1991.

Es una región llana en el este de la isla. De sustrato calcáreo, está surcada sólo por dos pequeños barrancos: el de Rafalet y el de St. Esteve. La orilla de la costa está formada por peñones que caen en pico hasta el mar, alternados con pequeñas franjas planas, en las que se forman pequeñas calas como las de Rafalet o es Vi Blanc.

El mosaico de acebuche y conreos es el principal valor natural de la zona, aunque éstos últimos, mayoritariamente de poca extensión, están siendo abandonados por la escasez de agua y la pobreza del suelo. También hay un encinar remarcable: el de Rafalet, que es el único bosque del suroeste de Menorca. Entre la fauna que habita en esta zona, destacan sobre todo las pequeñas aves paseriformes.

La isla del Aire (de 45 ha), situada delante del cabo de Punta Prima, es el segundo mayor islote de los que bordean Menorca y el que contiene la más espectacular población de lagartija balear.

volver al mapa

Litoral desde Biniparratx hasta Lucalari (Me-11)

Se extiende de este a oeste, desde la playa de Biniparratx hasta Llucalari. Ocupa 1.786 ha repartidas entre los municipios de Mahón, Alaior y Sant Lluís.

Se trata de una zona muy representativa de la región del Migjorn menorquín, muy llana pero surcada por barrancos que corren perpendiculares a la costa, donde mueren formando pequeñas calas vírgenes de arena fina y blanca. Los más importantes son los de Sant Llorenç, cala en Porter, Calescves y Biniparratx. Entre cala y cala se encuentran acantilados, de más de 40 metros de altura.

El mosaico de pastos y acebuche domina en esta zona; en los barrancos crece un acebuche especialmente denso, rico en plantas enredaderas. En el litoral destaca la presencia de endemismos como el Daphne rodriguezii, la peonia o la higuera infernal.

La fauna es especialmente rica y variada, sobre todo gracias a los hábitats higrófilos que se crean en los barrancos. Encontramos la serpiente blanca, la tortuga mediterránea, la marta y, principalmente, aves. Entre éstas, destacan las rapaces –cernícalo, soter, halcón, miloca y milano.

volver al mapa

Son Bou y el barranco de la Vall (Me-12)

Situada al sur de la isla, el área se extiende de este a oeste desde Llucalari hasta la punta de Talis. Ocupa 1.453 ha, repartidas entre los municipios de es Migjorn Gran y Alaior.

Se trata de una de las zonas de la isla más rica en especies animales y vegetales. Además de la franja costera, que incluye la playa, el sistema dunar y el prado de Son Bou, se adentra hacia el interior por los barrancos de es Bec y de Son Boter. La playa de Son Bou es la más larga de la isla – mide 2,5 km.

Coincide con un centro de atracción turística que cuenta con dos urbanizaciones y un notable complejo hotelero. El ANEI se declaró precisamente con el objetivo principal de contener la expansión urbanística y poder proteger así una zona de alto interés natural.

El relieve es suave y crea un paisaje muy llano, sólo interrumpido por los surcos recortados de los barrancos, de paredes verticales que se abren camino hacia el mar. El accidente geográfico más notable es el prado de Son Bou, una zona húmeda de un centenar de hectáreas, separada del mar por un cordón dunar, y que conforma un hábitat de agua dulce en el que viven especies muy bien adaptadas.

volver al mapa

Litoral desde Binigaus hasta cala Mitjana (Me-13)

Con 1.790 ha, se extiende entre los municipios de Ferreries y es Migjorn Gran, des del barranco de Binigaus al este, hasta el de Algendar a poniente.

Se trata de una región de sustrato calcáreo, con un relieve llano y monótono, en el que el agua ha ido creando cuevas y barrancos profundos y encajados. El espacio incluye la franja litoral y penetra tierra adentro por los barrancos de Algendar, Trebalúger, Son Fideu y Binigaus; deja fuera la playa y las casas de Santa Galdana, y los peñones de la desembocadura del barranco de Algendar, el más largo de la isla, con agua permanente. Incluye cuatro importantes cuevas: la de cala Mitjana, na Polida, els Coloms y es Xalar.

El litoral es un continuo de peñones verticales de unos 40 metros de altura, separados por calas de arena blanca y fina muy bien conservadas: Binigaus, Escorxada, Fustam, Trebalúger y Mitjana.

A parte de los valores naturales, entre los que destaca una gran diversidad botánica, este espacio contiene un notable patrimonio etnológico y arqueológico, razón por la que se ha pedido que sea declarado parque natural.

volver al mapa

Costa sur de Ciutadella (Me-14)

Con 1.164 ha, se extiende dentro del término municipal de Ciutadella, entre las urbanizaciones de cala en Bosc y Santa Galdana.

Aunque para muchos el encanto de esta zona se asocie con poder disfrutar de playas vírgenes, la realidad es que, además, alberga unos valores naturales y paisajísticos de primer orden.

El relieve es bajo y muy llano, surcado por pequeños barrancos. Los peñones litorales son altos y abruptos, interceptados por calas poco profundas: Son Saura del Sud, cala en Turqueta, Macarella y Macarelleta. También hay dos zonas húmedas de interés: el prado de Bellavista –una marisma litoral semipermanente- y la charca terminal del barranco de Macarella.

Contiene la masa forestal más extensa de la isla. En ella se encuentran encinares, pinares con garrigas de brezo y romero, acebuche y sabina.

En los peñones anida el cuervo marino, la gavina vulgar, la paloma salvaje, el halcón y el mirlo.

volver al mapa

Son Olivaret (Me-15)

Situada al oeste de la isla, este área de 168 ha queda incluida íntegramente dentro del término municipal de Ciutadella. Comprende la costa situada entre cala Blanca y la punta de Migjorn.

Es una franja litoral larga y estrecha (4,3 km por 700m). No presenta gran riqueza biológica pero sí contiene un gran número de endemismos. En la parte más cercana al mar se encuentran varias especies de Limonium, con hinojo marino. A segunda fila aparecen socarrillos -plantas endémicas en forma de cojinete- y, más adentro, sabinas.

Se trata de un punto importante de parada de aves durante los pasos migratorios. Entre los animales terrestres, destaca la presencia de la lagartija italiana, la lagartija mora y la tortuga terrestre, además de conejos y erizos.

El Camí de Cavals recorre todo el área y es un itinerario ideal para descubrir esta ANEI.

volver al mapa

Costa Norte de Ciutadella (Me-1)

Situada al noroeste de Ciutadella, entre las urbanizaciones de Cales Piques y Cala Morell, ocupa una superficie de 674 ha.

Se trata de una franja litoral que no supera los 500 metros de ancho, des del mar hacia el interior.

El principal motivo para proteger esta región está en el hecho que los acantilados litorales son una zona importante para la anidación de aves marinas y rapaces, aunque también existe una interesante vegetación litoral.

Toda la región es extraordinariamente llana, sólo recortada por pequeños barrancos. El suelo es extremadamente pobre a causa de la exposición al viento y la práctica agrícola que, a diferencia de otros lugares de Menorca, no acostumbraba a dejar franjas protectoras con acebuche. El paisaje resultante es áspero y rocoso, con muy poca vegetación. El litoral está formado por un continuo de grandes peñones que descienden en picado, sin calas que los intercepten.

Las aves marinas y rapaces constituyen el principal valor natural de la zona: halcón, cernícalo, miloca, paloma salvaje, roquero azul, cuervo y vencejo.

volver al mapa

El Toro y ses penyes d’Egipte (Me-18 i Me-19)

Se trata de dos ANEIs muy parecidas y cercanas. El Toro, situado en es Mercadal, tiene 630 ha. El ANEI de ses penyes d’Egipte, repartido entre los términos de es Mercadal, Alaior y Mahón, tiene 2.330 ha.

El Toro es la mayor elevación de Menorca, con 357 metros. Está rodeado de otros pequeños cerros, como el del Enzell, el de s’Ermita, Binixems, penyes Velles o es Talaiet. Arriba del todo se encuentra el Santuari de la Verge del Toro, centro espiritual de la isla.

La vegetación que predomina es un mosaico de bosques y pastos; en ses penyes d’Egipte también hay conreos, intercalados con los bosques. El encinar es el bosque más importante y, de forma natural, ocuparía una superficie mucho mayor. Tradicionalmente utilizado como lugar de pastura para los cerdos y para la obtención del carbón, el encinar ha ido sufriendo una aridización del sotobosque que ha facilitado la entrada de pino blanco formando, primero, bosques mixtos y, en algunos casos, ha sido totalmente sustituido.

La fauna de la zona es variada: entre los mamíferos terrestres destacan la rata sarda, los ratones, les musarañas y las martas.

volver al mapa

Santa Àgueda y s’Enclusa (Me-17)

Situada al norte del término de Ferreries, se extiende desde la sierra des Brau al norte, hasta el puig de sa Torre y el puig de Cerronegro, al sur.

Es la región más montañosa de Menorca, donde nacen los torrentes de Binimel•là, Pregonda, Algendar, Trebalúger y el canal de St. Jordi, que constituyen la mayor parte de la red hidrológica de poniente y nutren varias zonas húmedas.

El paisaje es abrupto, cubierto principalmente de bosques mixtos de encina y pino blanco. En los umbríos de s’Enclusa, Santa Àgueda y Son Bruc hay algunos de los encinares mejor conservados de la isla. En las cimas se encuentran algunas de las plantas más escasas de Menorca. En el fondo de los valles se han situado los conreos y hay también zonas húmedas temporales.

Abundan las aves de rapiña: cernícalos, milanos, milocas, soters, lechuzas y cuervos son fácilmente observables. Allí se encuentran, además, todos los mamíferos salvajes de Menorca: erizos, ratas arañeras, martas, comadrejas, ratas sardas, conejos y ratones de campo.

volver al mapa

 

 
 

 
 
Reserva de la Biosfera de Menorca Consell Insular de Menorca Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  MAB
 
IME OBSAM Associació Leader Consorci de Residus Urbans i Energia de Menorca IDE Menorca Web Turisme Menorca

Agència Menorca Reserva de Biosfera - Departament de Medi Ambient i Reserva de Biosfera - Consell Insular de Menorca
Plaça Biosfera, 5 / 07703 Maó (Menorca) Illes Balears / Tel: 971 35 62 51