Inicio  ·  Aviso legal  ·  Accesibilidad  ·  XHTML 1.0  ·  CSS 2.1  ·  RSS  ·  Contactar
FacebookTwitterYoutube       
Buscar
 
 
Compartir en facebook

Menorca, reserva de biosfera


La UNESCO declaró Menorca como reserva de biosfera el 8 de octubre de 1993, atendiendo al alto grado de compatibilidad conseguido entre el desarrollo de las actividades económicas, el consumo de recursos y la conservación de un patrimonio y de un paisaje que ha mantenido, y sigue manteniendo hoy, una calidad excepcional. Menorca es un territorio intensamente humanizado, con un paisaje rural tradicional muy rico. Aloja una notable diversidad de hábitats mediterráneos, en los que viven especies de animales y plantas exclusivas de la isla, algunas de ellas en peligro de extinción.

 
Albufera des Grau



Datos básicos de la reserva de biosfera de Menorca
Región biográfica Mediterráneo occidental
Comunidad autónoma Islas Baleares
Municipios Alaior, es Castell, Ciutadella, Ferreries, Maó, es Mercadal, es Migjorn Gran, Sant Lluís
Administración gestora Consell Insular de Menorca
Declaración 8 de octubre de 1993
Ampliación 29 de octubre de 2004
Superficie 71.186 ha
Zona núcleo 7%
Zonas de amortiguación o tampón 38%
Zonas de transición 55%
 























Ver el mapa de zonificación


Alrededor del mundo hay más de 400 reservas de biosfera donde se experimenta con el concepto del desarrollo sostenible. Son lugares en los que la actividad humana se desarrolla de forma compatible con la conservación de los recursos naturales y del patrimonio cultural. Menorca forma parte de la Red Española de Reservas de Biosfera y mantiene contactos con otras reservas de biosfera adscritas en el Programa Home y Biosfera (Programa MaB) de la UNESCO. La reserva de biosfera de Menorca está hermanada con la de Lanzarote (Canarias).

Con una superficie aproximada de 700 km2 y 200 km de costa, Menorca se divide administrativamente en ocho municipios y aloja una población censada de 94.875 habitantes (año 2011). La preponderancia del turismo, que en las últimas décadas se ha convertido en el principal recurso económico de la isla, explica la fuerte estacionalidad de la presión humana, que ocasionalmente llega a acoger a más de 160.000 personas.

Menorca es la más septentrional y oriental de las Islas Baleares, además de la más lluviosa (cerca de 600 mm al año) e influenciada por vientos persistentes. De forma alargada y ligeramente rectangular, se extiende de este a oeste a lo largo de unos 53 km y presenta una orografía de poca altura. Su cota máxima es de 358 m (el Toro).

El Consell Insular de Menorca, responsable institucional de la reserva, ha optado por la sostenibilidad, para que las futuras generaciones de habitantes y residentes puedan seguir disfrutando de los recursos naturales y de la belleza paisajística de la que disponemos hoy. Por esta razón, se actúa con precaución sobre el territorio, para mantener a largo plazo la calidad de vida y los valores ambientales que han merecido la declaración de la UNESCO. Como reserva de biosfera, estos son nuestros retos:
 
  • Favorecer la conservación de las actividades que mantienen el paisaje tradicional y evitar las que puedan degradarlo. Para ello se ha aprobado el Plan Territorial Insular (PTI), que ordena el territorio velando por la sostenibilidad y regula el crecimiento urbanístico, y se promueven buenas prácticas agroambientales mediante el Contrato Agrario de la Reserva de Biosfera.
  • Reforzar la conservación de los ecosistemas naturales y de la fauna y la flora autóctonas. Para ello se llevan a cabo campañas de erradicación de la flora invasora, se protegen las especies amenazadas y los hábitats más singulares, como es el caso de los estanques temporales y se llevan a cabo proyectos de restauración ambiental.
  • Profundizar en el conocimiento de la riqueza natural y cultural. Para ello se lleva a cabo la investigación sobre el patrimonio arqueológico y natural.
  • Definir estrategias de sostenibilidad a escala local. Para ello cada municipio tiene su Agenda Local 21 y su propio Plan de Acción Ambiental.
  • Gestionar ambientalmente el litoral y las playas, que son la base de la actividad turística, mediante la protección de los ecosistemas dunares y marinos.
  • Minimizar el impacto ambiental de las actividades humanas cotidianas. Para ello se separan y se tratan adecuadamente todas las fracciones de residuos: la orgánica, el rechazo, el papel, el vidrio y los envases.
  • Llegar a ser un laboratorio de sostenibilidad al aire libre. Para ello se ha creado el Observatorio Socioambiental de Menorca (OBSAM), que recoge y analiza la información más relevante de la reserva de biosfera.

Con la colaboración de la sociedad menorquina, de algunas ONGs y de empresas de la isla, hemos buscado estrategias para preservar el patrimonio natural y cultural de la isla. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer para seguir convirtiendo los retos en realidades, y necesitamos también el apoyo de los visitantes, ya que sólo juntos podemos contribuir a hacer posible un desarrollo que de verdad sea respetuoso con el medio ambiente.

 

 
Imatges relacionades
 

 
 
Reserva de la Biosfera de Menorca Consell Insular de Menorca Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  MAB
 
IME OBSAM Associació Leader Consorci de Residus Urbans i Energia de Menorca IDE Menorca Web Turisme Menorca
Agència Menorca Reserva de Biosfera  -  Conselleria de economia, medi ambient i caça / Consell Insular de Menorca / Plaça Biosfera, 5 / 07703 Maó (Menorca) Illes Balears / Tel: 971 35 62 51